Este articulo sobre el histograma es el primero de una serie encaminados a sentar las bases de lo que mas adelante vendrá.

En el ademas de explicar que es y como interpretar el histograma, explicare como una vez comprendemos el mismo podemos decidir sobre el terreno si con una toma es suficiente o si por el contrario debemos hacer mas de una toma para poder abarcar todo el rango dinámico que la escena requiere.

En estos tutoriales podéis ver cómo realizar los ajustes tonales en Lightroom en función del histograma y a utilizar las mascaras de luminosidad para unir varias tomas.

 

Definición

El histograma no es más que la representación gráfica de los diferentes tonos de una imagen, con el podemos saber si una toma esta correctamente expuesta o no.

Esta representado en una gráfica de dos ejes, en el horizontal aparecen los diferentes tonos que van desde el negro puro situado a la izquierda, pasando por los medios tonos en la zona central hasta llegar a los blancos puros a la derecha.

En el eje vertical lo que vemos es una representación de la cantidad de pixeles que hay en un rango tonal determinado.

Este es un histograma normal en el que vemos la representación de pixeles a lo largo de el eje horizontal y vertical.

Interpretando el histograma.

Como hemos dicho el histograma, nos permite ver si una imagen esta correctamente expuesta o no.

De este modo una toma subexpuesta tendrá el histograma desplazado a la izquierda y en una sobreexpuesta lo tendrá desplazado a la derecha.

Pero ojo que la verdadera interpretación del histograma radica en cada fotógrafo, lo primero que debemos hacer para saber si esta bien la imagen o no, es preguntarnos ¿cómo queremos nuestra imagen?.

Si por ejemplo queremos una imagen subexpuesta, a la hora de la captura tendremos que buscar el nivel de exposición adecuado para que nuestro histograma este en la zona de las sombras, esta seria la forma correcta de interpretar.

Algo que también debemos saber interpretar es cuándo en la imagen aparecen lo que se conocen como zonas quemadas.

En estas zonas quemadas se representan de manera que no queda espacio en uno de los extremos dependiendo de si esta subexpuesta o sobre expuesta.

Histograma subexpuesto, en el observamos claramente los pixeles desplazados a la izquierda, además se aprecian los negros quemados ya que en esa zona no queda espacio libre a la izquierda.

Histograma sobrexpuesto, en el observamos claramente los pixeles desplazados a la derecha, además se aprecian los blancos quemados ya que en esa zona no queda espacio libre a la derecha.

Además de ver si una toma esta sobreexpuesta o subexpuesta, podemos saber el contraste que tiene una imagen.

Esto se ve fijándonos en la curva, si esta muy comprimida en un punto concreto de nuestra gráfica a lo largo del eje horizontal, nos indica que los pixeles de una imagen tienen un nivel de luminosidad muy parejo lo que es lo mismo poco contraste.

Si por el contrario los pixeles se reparten a lo largo del eje horizontal, nos indica que los pixeles de la imagen tienen mayor rango de tonos de luminosidad o lo que es lo mismo mas contraste.

Suscribete a mi lista de correo para estar al día de los nuevos tutoriales

 

 

Utilizando el histograma

 

Ahora que sabemos que es el histograma y cómo interpretarlo, vamos a ver cómo usarlo para sacarle el mayor partido.

Nos sera muy util por ejemplo en situaciones de alto rango dinámico, pues veremos, que nos hace falta mas de una toma para conseguir contener el rango dinámico de la escena a la que nos enfrentamos.

En estas ocasiones, sera es preciso hacer mas de una toma o bracketing, para después unirlas y conseguir nuestra imagen.

Un ejemplo claro de esto es cuándo fotografiamos un contraluz como podráa ser una puesta de sol.

Este es una caso típico en el que la gráfica que vemos es aquella en el que aparecen zonas empastadas en los dos extremos, es en estos casos fundamentalmente en los que nuestra cámara no alcanza para capturar el rango dinámico la escena en una sola toma.

La pregunta es, ¿cuántas tomas he de hacer para esa escena? pues eso es variable, no hay una regla fija porque cada escena es un diferente y cada fotógrafo también, en ocasiones lo conseguirás con dos y en otras con siete.

Como consejo te dire que yo siempre hago más de las que creo necesitar, siempre es mejor que sobren a que falten.

Conclusión.

 

Como hemos visto en este articulo, tenemos en nuestras cámaras una de las herramientas mas potentes a la hora capturar nuestras imágenes y ser creativos.

Te recomiendo que hagas practicas sobre el terreno para después en casa ver los resultados y de esta manera controlar mejor tu equipo.

SUSCRIBETE A MI LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA CON LAS NUEVAS PUBLICACIONES

SIGUEME EN LAS REDES SOCIALES

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte!!

Comparte este articulo con tus amigos...